La Grandeza de Una Mujer se determina por obedecer a Dios. » Alva de Contreras

La Grandeza De Una Mujer

La grandeza de una mujer no se determina  por tener altura, posesiones, conocimientos, belleza externa, aptitudes.

Es por tener la oportunidad de vivir como Hija de Dios, y llegar a ser grande en pensamientos, palabras y acciones.

Menciono algunos pasos para encontrar esta grandeza:

  1. Dedicar tiempos de intimidad con El Padre Celestial.

El árbol de roble tiene raíces las cuales son dos veces más profundas que su altura, de tal manera que lo guarda de caer en medio de las tormentas y lo mantienen verde durante la más larga sequedad. Así sucede al tener esos tiempos quietos con Dios.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Salmos 46:10.

Tu eficacia para Dios en lo público está medida por lo que eres realmente en tu vida privada.

2. Vestir apropiadamente.

1 Pedro 3:3-4.Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima adelante de Dios.

La Biblia nos muestra en Proverbios 31:22, 25, el modelo de una mujer con Grandeza.

Dé una Mirada a su closet espiritual. Está Ud. Llevando un corazón de compasión, amabilidad, humildad, paciencia? ¿cómo es su vestido externo? ¿Eres motivo de caída para los hombres con tu manera de vestir?

3. Usar el poder del perdón.

Cuando Cristo estaba en la cruz pronunció las palabras: Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.
Cómo reaccionas ante las ofensas de otros? Estás lista a perdonar?

Dios nos pide perdonar. 
Mateo 6:14. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial.

4. Cuidar los pensamientos, palabras y acciones.
  Los pensamientos engendran sentimientos y éstos acciones.

Mira tus pensamientos porque ellos vienen a ser palabras, mira tus palabras porque ellas vienen a ser acciones.

Tus acciones  vienen a ser hábitos. Y tus hábitos  vienen a ser carácter.  A través de tu carácter  viene tu destino.


Grandeza en Pensamientos.  Filipenses 4:8. Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, EN ESTO PENSAD.

La mente es el blanco de Satanás. Cual es su pensamiento en su corazón el tal es él.
¿Qué pensamientos alimentan tu mente?

Tenemos la mente de Cristo. No le des PAN a tu cerebro, en otras palabras: Pensamientos automáticos negativos.

Grandeza en Palabras. El uso de la lengua. Efesios 4:29. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena, para la necesaria edificación a fin de dar gracia a los oyentes.

Cuidemos lo que expresamos, pues una palabra puede destruir la paz del ambiente familiar, puede romper una relación,  traer desgracia sobre alguien.

Pero también dicha en una forma positiva, puede dar ánimo al desalentado, alegría al triste, esperanza a quien la ha perdido, motivación para continuar con un proyecto, para mejorar alguna conducta, etc. Las palabras que expresamos, tienen poder para dar vida o muerte.

Grandeza en Acciones. De una sola pieza sin máscaras. Sin deshonestidad.

Una mujer me dijo: pongamos tal cantidad para dar un informe que faltaba, tuve que decirle NO, demos lo que es correcto.

Mateo 5:16: Así alumbre vuestra luz delante de los hombres para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Hemos sido llamadas a Grandeza en Dios, y para lograrlo, necesitamos sacar tiempo diariamente a solas con Dios.

Cuidar nuestro vestir, perdonar y analizar  nuestros pensamientos, palabras y acciones.

¿Qué te está diciendo Dios últimamente? ¿Que inviertas tiempo a sus pies? ¿Que escuches Su palabra?

Observa tu closet espiritual y pregúntate qué tipo de vestido estoy usando interna y externamente?

¿Hay alguien a quien necesitas perdonar? Entre en la libertad y grandeza que el perdón trae.

¿Hay algún pensamiento negativo que está invadiendo tu mente?

Dios te bendiga.
Tu hermana y amiga,
Alva C. Vargas de Contreras.

www.alvadecontreras.com


Escribe Tu Comentario

Similares: